300 Años María Santísima del Desconsuelo

Jornada histórica que permanecerá, sin lugar a dudas, en la memoria de todos aquellos cofrades y jerezanos que decidieron salir a la calle a acompañar a María Stma. del Desconsuelo por cada calle y plaza de su recorrido, jornada ya nombrada como ‘aquel’ 13 de Octubre. Una jornada sin duda de dos colores: el rojo y el negro. Una jornada que ofreció dos caras de una misma moneda. Una jornada en la que María siempre fue del Desconsuelo, pero a la que Jerez pudo contemplar con dos aires bien distintos: el aire frío y el aire cálido, el aire de la noche y el aire del día, el aire nostálgico y triste del recuerdo y el aire resuelto y alegre de los sueños. Sí, así fue.

Entorno a las 07.30h de la mañana, las puertas de la Parroquia de San Mateo se abrieron para dejar ver el tesoro inmenso que albergaba en su interior, una Madre que lleva 300 años hablando con su hijo Juan. María salió en silencio, sin banda ni marchas, sólo acompañada por sus hijos, los hermanos “de los judíos” (como se conoce popularmente a esta hermandad), y su rezo del rosario, cantado, pues el 13 de Octubre debía acostumbrarse a su presencia, conocerla tal y como es, desde el momento en que el alba despuntara, para que empezara a ser consciente, desde temprano, de todo lo que estaba por llegar.

Así era como la hermandad procesionaba en sus inicios, de noche, ‘del silencio’ era conocida. Así hasta que la noche le cedió el testigo a las cinco de la tarde para verla salir…, y así fue como se iniciaron los compases de su Extraordinaria, mostrando a Jerez ese “¿de dónde venimos?”. La ronda El Caracol y la calle Muro fueron testigos del pasado, y al llegar a la Basílica de la Merced…, todo se volvió presente. Los cirios se transformaron en varas, el cortejo acogió las representaciones de multitud de hermandades, los ecos de la sentencia por la calle Merced se transformaron en marchas para María ante la cruz parroquial, que hacía las veces de cruz de guía…, y la virgen dejó de mecer el silencio.

Quiso el Desconsuelo que la quietud y el frío de la mañana se transformara en un repertorio antológico que fue dando calor a cofrades, hermanos y a todo Jerez, que incitó a que el público asistente fuera in crescendo hasta no caber ni un alfiler desde que Ella llegó a la Alameda Cristina hasta que volvió a su Casa en el barrio más antiguo de la ciudad. La Oliva de Salteras estuvo impecable, al igual que cualquier detalle del que nos percatáramos… Desconsuelo y Extraordinaria fueron palabras sinónimas y lo seguirán siendo después y desde aquel día.

Fue en esa céntrica alameda, tras recorrer el interior de la Iglesia Conventual de Santo Domingo para visitar a las hermandades del Rocío y de la Oración en el Huerto (precioso momento meciendo al son de la Salve Rociera a tamboril y pito rociero), cuando se le impuso a María Santísima del Desconsuelo la Medalla de Oro de la ciudad. Empezó así un magnífico regreso por calles atípicas para los judíos y para su bendita Madre, como Tornería o Carpintería Baja, donde el palio fue bailando suave y preciso entre balcones y fachadas, regalando momentos mágicos para la vista y los oídos. Destacar el paso por la plaza de San Lucas, donde cesó nuevamente la música y María del Desconsuelo, acompañada por el son de las bellotas de las caídas, encaró la puerta de la antigua Parroquia para tener un recuerdo especial a Paco Bazán, difunto hermano mayor de la corporación de las Tres Caídas, del Miércoles Santo.

Todo volvió a su cauce, llegando así de nuevo a Casa, donde petalás y arropo del Barrio que siempre la ve se hicieron palpables, tanto al entrar en la Capilla de Santa Marta, frente por frente a María del Patrocinio, como al encarar la puerta de San Mateo. Nos dejó un regalo hermoso aquel día el Desconsuelo…, el poco consuelo que le queda, la poca alegría que alberga su pañuelo, la leve sonrisa de su cara, el gran amor que Ella nos tiene. Así fue como el Desconsuelo celebró sus 300 años.

Selu Montes Letrán

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Si desea la ampliación fotográfica, lienzos, etc. de alguna de las imágenes del reportaje.  Podeis ponerse en contacto mediante la siguiente dirección de correo electrónico. info@javieromerodiaz.com

  • Fernando Morales Franco15/10/2013 - 10:28 AM

    Felicidades Javier Romero Díaz, grandioso reportaje hecho por un maestro.ReplyCancel

  • Lydia Melero Rincón15/10/2013 - 12:09 PM

    Muchas gracias por estas imágenes tan preciosas de mi virgen, no pude verlo en directo pero gracias a la calidad de tus fotos es como si lo hubiera hecho. Enhorabuena¡¡¡¡ReplyCancel

  • El de la Morá15/10/2013 - 12:59 PM

    sin palabras felicidades un 1o maestro!ReplyCancel

  • El Hachon Cofrade15/10/2013 - 4:29 PM

    Que arte mas grande DJavier Romero DíazReplyCancel

  • Ignacio Soto Peña15/10/2013 - 6:22 PM

    Enhorabuena, un gran trabajo que derrocha mucho cariño a la Hdad., Gracias de corazón!!!ReplyCancel

  • Ramon Melero Pina16/10/2013 - 8:54 AM

    grandioso reportaje, enhorabuenaReplyCancel

  • Vinicio Pinillos17/10/2013 - 8:02 PM

    excelente reportaje muy ilustrativo, mis mas sinceras felicitaciones Javier Romero Díaz, todo un arte.ReplyCancel

Su email nunca será publicado o compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*

*